18 Diciembre 2006 ~ 0 Comentarios

Los alicantinos y su Navidad

Artículos 2006

Navidad periodo de tiempo en el que se celebra para los creyentes, la conmemoración del nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios, el carpintero de Nazaret, el que vino para salvar al mundo, según indican las sagradas escrituras.

Pero la Navidad con independencia de este concepto, que para algunas personas es el principal, para otras es otra cosa. Es una fiesta de consumismo exagerado y familia, en un mundo donde los valores laicos quieren superponerse a los religiosos y de fe. Aunque mi intención en este artículo no es crear polémica, Dios me libre, es describir desde mi punto de vista, como se vive este tiempo en mi urbe.

De hecho todas las ciudades del país están más alegres, más vitales, todas sus calles, plazas y avenidas sobre todo las más comerciales, están rebosantes de arcos de luces multicolores, los escaparates de los comercios adornados con motivos navideños, toda la parafernalia de marketing y publicidad en pleno apogeo, para hacer que el ciudadano prepare su bolsillo para gastar sus euros, comprando regalos para los familiares y amigos y sobre todo adquiriendo todos los productos de alimentación necesarios para hacer la cena de Nochebuena y la comida de Navidad, rodeados de sus seres queridos. También los restaurantes en esta época del año hacen su especial Agosto disparándose las reservas de comensales que llenaran estos locales durante estas jornadas festivas.

Alicante ciudad mediterránea con una climatología ideal durante todo el año, en estas fechas sigue manteniendo unas temperaturas esplendidas con el sol como aliado, va a provocar que la Navidad sea todavía más divertida.

La Avenida de Maisonnave, Alfonso el Sabio, Rambla de Méndez Núñez y en los barrios, las calles y avenidas más comerciales están preciosas, con su alumbrado extraordinario instalado, dando una imagen de alegría, sobre todo por la noche cuando las miles de bombillas se encienden y brillan al unísono.

Y como no, la tradicional y deseada feria de Navidad que ya esta montada en su ubicación de siempre, que va a provocar la risa e ilusión de todos los niños alicantinos, visitándola máximamente durante estas jornadas festivas. Disfrutando de cada una de sus atracciones, el tren de la bruja, los coches de choque, la noria, los caballitos, la casa del terror, etcétera..

Todo este evento anual se entremezcla en la ciudad, con la celebración por segundo año consecutivo de les Fogueres en Nadal, siendo el recordatorio del medio año que falta para alcanzar la fecha de la ilusión y el desenfreno popular, las Hogueras de San Juan.

En estos días tan entrañables para los mortales, además de celebrarse distintos actos organizados por la Federación de las Hogueras de San Juan. Arderá con el fuego que todo lo purifica, una hoguera en la Plaza de las flores del mercado central, como indicativo para todas las personas que aman la fiesta o son parte integrante de ella, de que sus tradiciones continúan muy vivas y con más dinamismo y fuerza que nunca.

Y así es Alicante en Navidad, periodo de alegría para unos, de tristeza para otros porque echan de menos a un ser querido. De compras compulsivas, de celebraciones litúrgicas, de fiesta de hogueras en la calle, de feria, de comilonas excesivas, de bicarbonato, de encuentro entre familiares y amigos, de felicitaciones y sobre todo de unión familiar en torno a una mesa.

Aunque también hay que recordar en esta época, que Jesús ha nacido de nuevo en nuestros corazones y esa es la verdadera razón de estas celebraciones anuales, que comparten todas las personas de buena voluntad.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.