27 Septiembre 2012 ~ 0 Comentarios

La sinrazón de los políticos

Está claro que la clase política española vive en la tercera dimensión y en el mundo de Yupi, con los problemas graves que tenemos con la crisis económica y desempleo que estamos atravesando, no se les ocurre otra cosa, sobre todo, a los políticos catalanes que reivindicar sus aspiraciones soberanista en este marco histórico de ruina que estamos atravesando en la actualidad.

Este hecho es lícito y además tienen todo el derecho a querer e ser una nación independiente, una cosa son las aspiraciones y otra por desgracia la realidad para poder llevarla a cabo.

Este asunto sería similar a un joven que se quiere independizar del núcleo familiar y vivir solo, pero no tiene los suficientes medios económicos propios (trabajo) para poder mantener esta forma de vida. Y tendrían que ser sus progenitores los que lo mantuvieran, en esta nueva andadura. Por lo tanto quedaría frustrada radicalmente esta aspiración y tendrían que seguir viviendo en casa de los padres.

Esto está pasando en Cataluña, la idea de nación está más que clara y toda la vida los catalanes se han sentido independientes del resto de los pueblos y regiones de España. Pero también es un hecho, que por sí solos no pueden subsistir.

Y más en este clima de quiebra del Estado en el que esta nuestro país inmerso en estos momentos. Que quieran gestionar ellos sus recursos fiscales y de impuestos, no está mal. Creo que ya tienen mucho de este camino conseguido. Pero parece ser, que lo quieren todo. Pienso desde mi punto de vista, que no es momento para realizar cábalas tan arriesgadas y roturas del país tal como está constituido.

Que no sean tan políticos y piensen un poco en el bienestar de todos los ciudadanos de Cataluña y del resto del país. Con sus propias peculiaridades, con sus ideologías, con sus formas de vivir y estructurar su propia sociedad, sin que afecte a España como nación.

En la actualidad y durante muchos años, nos hemos mantenido unidos, con todas nuestras diferencias y diversidades de ver la vida y el país ha prosperado de manera sobresaliente.

Esta muy bien que se piense en cambiar el Estado y que se renueve formas de estructurarlo, aunque hasta ahora, no nos ha ido tan mal, todos juntos, con puntos comunes de encuentro.

Hay casi seis millones de parados, la sociedad actual esta empobrecida y hastiada. Cada día hay más personas necesitadas y sin salida social. Estos temas son en los que los políticos se tienen que fijar, para trabajar conjuntamente y resolverlos lo antes posible. Porque la sociedad está harta de tanto asunto que desvía la realidad social, ya que el pueblo no come, ni vive dignamente, esto puede ser un polvorín a punto de estallar.

Hay que dejar aparcados en estos momentos de zozobra del Estado en general, aspiraciones políticas soberanistas, ya que de momento no se van a sustentar económicamente y lo único que hacen es soliviantar a la sociedad, harta de la clase política, que lo único que hace es poner trabas al progreso generalizado de este gran país, al que llamamos España.

Es momento de estar todos juntos como una piña. Es momento de tener capacidad y alza de miras, para salvar a nuestra nación de esta ruina que nos asola. Y una vez superada esta maldita crisis económica. Si el pueblo aspira a hacer de nuestro país un Estado, de naciones federadas, etcétera. Todo se verá, pero lo primero que hay que hacer, es que el ciudadano, tenga un trabajo digno y pueda mantener a su familia y crear riqueza, todo lo demás de momento sobra y cuando corresponda ya se negociará.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.