01 Noviembre 2009 ~ 0 Comentarios

La otra Dimensión

a-92.pngamor-4.jpg a-212.png

La iglesia católica celebra hoy domingo la festividad de Todos los Santos y mañana se conmemora el día de los difuntos. Nuestro país es muy dado a tradiciones enraizadas en la cultura e idiosincrasia de nuestro pueblo y sin duda esta fiesta es una de ellas. En los países anglosajones se celebra Halowey (fiesta pagana).

Los cementerios este día están muy bonitos, adornados con multitud de flores que los hacen verdaderos vergeles multicolores, todas las tumbas de los finados rebosantes de flores. Las lápidas limpias e inmaculadas y todos los ornamentos que componen la particular morada del que se fue, relucientes. Ya que los familiares se han encargado de limpiar y cuidar todo con el mismo tesón y esmero como si se tratara de una celebración alegre y protocolaria.

Como es lógico los eventos que sobresalen en la vida lleva intrínseco y aparejado un gasto económico para unos, que proporciona un buen negocio para otros.

Al día siguiente se celebra el día de los difuntos teniendo la misma tradición o más, que el día de Todos los Santos entre los moradores de nuestro país.

Amanece misterioso, espiritual, enigmático, ya que sé honrar a las personas que habiendo pasado por este mundo ahora están en otro plano o dimensión, según indica la fe a los creyentes.

En esta jornada había tradiciones muy curiosas y quizás atípicas, sobre todo en los pueblos del alto Vinalopó, transmitidas por nuestros abuelos, que aconsejaban a los mortales, que en el día de difuntos, al levantarse, la cama se hiciera lo antes posible, pues según las creencias de los lugareños, las animas del purgatorio que vagan por el espacio, sobre todo, en esta jornada tan especial (otra dimensión), pudieran descansar un rato de su largo viaje.

Nuestro país es tan rico en matices y tradiciones que nos hace diferentes. Hay temas de todas clases que no tienen ideología, puntos de unión y encuentro en las tradiciones que nos han sido transmitidas por nuestros antepasados y que hemos respectado y cuidado celosamente como algo muy nuestro, determinando nuestra propia identidad.

Estos días son muy importantes por lo que representan para los creyentes, ya que nos recuerdan que los humanos estamos aquí de paso y como decía el poeta: “La vida pasa como un suspiro”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.