22 Noviembre 2009 ~ 0 Comentarios

Puertas Abiertas

a-92.pnga-35.jpga-212.png

Según han indicado algunos medios de comunicación, parece ser, que el Vaticano va abrir las puertas a los anglicanos, ordenando masivamente a sacerdotes católicos, a aquellos clérigos casados que se pasen a las filas de la iglesia católica.

Para ello, es necesario que la Constitución Apostólica se adapte a este hecho, ejecutando prelaturas personales pactadas, para que todos los obispos y clérigos de esta escisión de la iglesia católica, puedan volver al redil. Ya que  desde el año1534, cuando el Rey ingles Enrique VIII, no logro del Papa Clemente VII, la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. Se enfado tanto con Roma, que creó la Iglesia de Inglaterra, de la que él mismo, se proclamo jefe supremo.

Como se puede observar con este hecho histórico, los hombres lo cambian todo a su antojo, según sus intereses y hacia donde sopla el viento. Tanto es así, que hace más de quinientos años que existe la iglesia anglicana, cuyas creencias y dogmas fundamentales son los mismos de la iglesia católica, ya que sus raíces son las mismas y todo fue por los caprichos de un Rey, que cambio la religión de su pueblo, por sus propios intereses personales, pero así son los antojos del poder.

Lo que está claro, es que la iglesia católica se está aperturando en algunos temas para captar a más almas. Aunque también es cierto, que hay cerca de veinte mil curas católicos separados de su ministerio, por a ver optado al amor de una mujer y este tipo de hechos puede crear un conflicto muy serio  a la jerarquía católica. Ya que desde mi punto de vista como católico, no me importaría en absoluto, ya que faltan vocaciones sacerdotales, ya que se están ordenando cada día a más diáconos permanentes, que en su inmensa mayoría  son hombres casados. Y me pregunto ¿por qué? es tan complicado, que la jerarquía católica se de cuenta, que estamos en el siglo XXI y tienen los suficientes hombres consagrados para ejercer el ministerio sacerdotal, estén casados o no. Posiblemente si dieran un paso adelante en este tema la Iglesia católica resolvería muchos problemas que tiene por falta de personal.

No veo justo ni equitativo, que porque vuelvan al rebaño personas de otras religiones, como los anglicanos, que son todos clérigos casados, puedan seguir ejerciendo su ministerio y que  a nuestros curas no les dejen.

Pero así es la iglesia del siglo XXI, por un lado abre radicalmente puertas y por otro lado, las cierra a cal y canto, sin dejar diálogo, ni consenso.

De este tema tan polémico me quedan muchas cosas por decir, en otro artículo dominical seguiré profundizando un poco más.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.