Biografía

Biografía

Manuel Esteban Lozano, nació el 27 de Abril del 1959 en la ciudad de Villena, capital del Alto Vinalopó, antaño baluarte musulmán. La tierra del ajo, la patata, el gazpacho con caracoles y la gachamiga. La cuna del calzado infantil, del tesoro de José Maria Soler, del amor a la Virgen de las Virtudes (La Morenica) y los Moros y Cristianos. Y como no, como alicantino de adopción, mi devoción es muy grande por la Santa Faz y la Virgen del Remedio.

Hace siete años sin esperarlo y sin que le pidieran permiso, empezó con la afición de escribir la musa le había señalado. Necesitaba expresar por medio de las letras que componen palabras, sus inquietudes, sus ilusiones, sus vivencias, sus opiniones, en resumen comunicar a los demás sus sentimientos, haciéndolos que afloraran y se hicieran tangibles mediante la escritura.

Tanto es así, que rompió su timidez innata y se lanzó al vacío pero sin paracaídas, pues no sabía en aquel momento, hasta cuando iba a seguir con esta adicción que le estaba empezando a crear una dependencia muy difícil de soportar si no tenía cerca su ordenador, un papel o bolígrafo.

Inicio su aventura en este medio desconocido, haciendo alguna tímida colaboración en el diario Información de Alicante. Esto le animó y comenzó más en serio colaborando durante más de dos años, con su propia columna semanal e incluso diaria que titulo,” La Esquina”, con el diario las Provincias de Alicante. Ahora en la actualidad, escribe en el periódico que él tenía como meta y referencia y en el que se encuentra muy cómodo, la Verdad de Alicante, además de ser Delegado de Cultura de la Hoguera Plaza de Gabriel Miró (La Decana).

Sus textos y escritos como el titulo de su libro, Reflexiones en el Aire, solo pretenden expresar con un lenguaje llano y comprensible para todos. Las opiniones personales del autor, en todos los aspectos de la vida cotidiana. En su ciudad de Alicante del que se considera hijo adoptivo, ya que la mayor parte de su vida reside en esta población a la que ama, a orillas del mar Mediterráneo.

Es un verdadero enamorado de todo lo que se refiere a su tierra, las fiestas los Moros y Cristianos de su Villena natal, las Hogueras de San Juan de las que es participe directo como comisionado de una hoguera y cualquier cosa que huela a tradición o raíces, con ese cóctel mágico que el Hacedor Supremo ha otorgado a estos lugares con su magnánima bondad.

Sobre todo, con la publicación de este libro, el autor pretende que los lectores se identifiquen con unos pensamientos y opiniones que rebosan alicantinismo por doquier y amor por su patria chica.